¡No pido perdón!

Hoy leía la noticia que Samantha Vallejo Nájera pedía perdón por haber asistido a los toros con sus hijos. Puedo llegar a entender que cuando se es imagen de una marca y ello te reporta beneficios económicos, para mantener a ésta al margen de determinados debates ideológicos y no perjudicar la comercialización del producto, se observe cierta distancia sobre temas que por su sensibilidad puedan herir a determinados usuarios.

La fiesta nacional es una de las más arraigadas costumbres culturales en nuestro país. No hay pueblo o ciudad que no incluyan entre sus festejos algún espectáculo relativo a los toros o vaquillas, pero, al igual que los toros, hay otras costumbres o hábitos tradicionales en España que desde determinados colectivos hoy están siendo cuestionados, por lo que su práctica queda reservada a la intimidad o a ámbitos estrictamente privados, como si de una logia se tratase. Vemos cada día como se pide perdón por las cuestiones más banales.

La prensa esta mañana  mostraba una foto de Águeda Bañón, futura directora de Comunicación de la Alcaldía de Barcelona, faldas arriba, orinando en plena Gran Vía de Murcia, o a Rita Maestre, integrante de Podemos, asaltar la capilla de la Universidad Complutense,  y no veo colectivo alguno que reclame el perdón por ofender gravemente a los ciudadanos por tan lamentable espectáculo, o por mancillar un lugar sagrado. Las marcas que patrocinan algunos espacios televisivos  podrían verse afectadas, pero no tardarán en estar sentados como tertulianos en determinados programas.

¿Tengo que pedir perdón por ver los toros o practicar mi religión? NO

Anuncios

EspaÑa no es Bután

El apacible país de Bután introdujo en 1972 el concepto de “Felicidad Nacional Bruta” como un indicador más que mide la calidad de vida en términos más holísticos y psicológicos que el producto interno bruto PIB. He de decir que Bután es un país de tradición budista y que mientras los modelos económicos convencionales observan el crecimiento económico como objetivo principal, el concepto de Felicidad Nacional Bruta se basa en la premisa de que el verdadero desarrollo de la sociedad humana se encuentra en la complementación y refuerzo mutuo del desarrollo material y espiritual.

Decía Javier en un comentario a una entrada de mi blog: “No solo de la economía vive el hombre”, y yo le digo a Javier que en un país lo más importante es la economía, porque las políticas públicas se desarrollan a través de la economía, aportando recursos para su puesta en marcha e implementación. Da lo mismo que se trate de la vivienda social, de la construcción de una carretera o la política sanitaria, si no hay dinero nada se puede hacer.

Un amigo mío funcionario, muy descontento con los recortes, me comentaba lo perjudicados que se habían sentido con las medidas de ajuste aplicadas durante la crisis y decía que siempre eran precisamente los funcionarios los primeros a los que se les aplicaban los mismos. En una empresa privada si al dueño no le salen las cuentas, preparaté porque o te hacen un ERE o hay un recorte de plantilla… Por su relación especial con su patrón -el Estado– un funcionario no está sujeto a los inconvenientes que tiene una empresa privada ni a las fluctuaciones del mercado laboral. Digo yo que si la empresa está en quiebra, como lo estaba España en mayo del 2011, el patrón Estado también tendrá que ajustar el cinturón a sus trabajadores?

Aragón presenta: Supervivientes

Sobrevivir no es fácil.

Un superviviente es aquel que logra mantenerse con vida en situaciones adversas. Su triunfo es la propia vida, y navega con ligereza ante cualquier incertidumbre. Si eliges a un superviviente como rival tendrás que saber que cuando tú no veas ni siquiera la meta, él estará en la cinta de llegada. Si lo tienes enfrente en una partida de póker, él sabrá tus cartas; si lo eliges como compañero de aventura, verás que, cuando comienza tu agonía, la suya habrá terminado. Es lo que tiene ser superviviente: que sabe la estrategia de la adversidad. Resiste.

Oí decir a Pablo Iglesias que Echenique es un superviviente. Lambán ha elegido como compañero de aventura al superviviente de Iglesias para conformar el Gobierno de Aragón. Pero Lambán es un doble perdedor. Perdió las elecciones de mayo de 2015 y pierde en el pacto con Echenique, aunque le parezca que gana.  Inicia lo que cree un camino de rosas, cuando lo es de espinas. Cuando él vaya, el otro volverá. Es, como la pelota de colorines enganchada a una cinta elástica con la que juega un gatito, que nunca la atrapa, pero está salvajemente destrozada.

El confeti

Si hay una cosa que maneja el partido socialista con rotundo éxito son las “ceremonias de distracción

En pleno escándalo de los pactos del PSOE con Podemos, pese a la reiterada promesa de Pedro Sánchez de que esto no se produciría jamás, cuando la calle se vuelve más crítica o el votante empieza a reflexionar…sueltan el confeti al aire y comienza la fascinación por sus atractivos colores, por su vuelo ingenuo, mientras pasa la tormenta mediática y social.

La puesta en escena de Pedro Sánchez de su candidatura a la Presidencia de Gobierno no es sino una nueva estrategia de distracción. No han faltado voces que han alabado el centrismo de su mensaje, como si hace escasos quince días no hubiera entregado las instituciones al radicalismo de PODEMOS. La maquinaria ha comenzado a desplegar su nube de humo de colores, de confeti etéreo… El nuevo Pedro Sánchez ya no es aquel, ahora es otro. Aparece revestido de dignidad, dignidad de la bandera que en otro momento quien la esgrimía o defendía era tratado de “patriota de hojalata” desde las filas del PSOE.

Podrá haber humo de colores o confeti en suspensión, pero tenemos memoria.

El cielo es de los creyentes

El cielo, como lo entendemos los creyentes de una u otra religión, es el lugar de trascendencia espiritual, de eterna felicidad,  que se alcanza después de la vida terrenal. Oí, en el fragor del congreso de Podemos,  decir a Pablo Iglesias que “El cielo no se toma por consenso, sino por asalto” –frase atribuida a Karl Marx que describía  las aspiraciones de la Comuna y que éste pronunció  en  mayo de 1871-  y me resultó tan inquietante semejante manifestación que no dejo de preguntarme cómo sería ese anhelado cielo conquistado por Podemos.

Si ofensivas son las manifestaciones de Iglesias sobre los presos de ETA, no lo son menos las palabras sobre la conquista del cielo, entendida ésta como una mera extrapolación de la conquista del poder. El cielo  es residencia permanente de almas nobles, buenas, arrepentidas de uno u otro lugar terrenal,  de españoles, venezolanos, bolivianos, cubanos etc, y, finalmente, reducto y misericordia de todas las penas, opresión  y sufrimientos pasados. Pensar que Podemos quisiera conquistar ese apacible lugar resulta grotesco.

Deje de incomodar

El justiciero

En el momento de realizar su elección al votante le influyen  cantidad de variables y en gran medida su decisión viene tomada de muchos días atrás. No obstante, bajo mi entender, los electores pueden agruparse en dos  maneras diferentes; aquel que entiende que su capacidad de elegir es una relación casi filial, y otro, mas justiciero, que repasa los logros, aciertos y desaciertos del partido del que hizo su anterior elección.

El votante del PSOE es un votante filial, hermanado hasta la sinrazón con la identidad de su líder y de sus políticas. Da igual que suba el paro o la economía esté en su peor momento, se haya pactado con el populismo o hayan conseguido los peores resultados de su historia electoral. El afiliado del partido socialista entregará su voto porque está convencido que nadie puede hacer mejor las cosas y mucho menos el partido popular

Recuerdo una anécdota, en los primeros días de la elección de Rodríguez Zapatero, allá en el año 2004, que una votante del PSOE me decía: “Zapatero tiene una cabeza de César Imperator.”, por fuera pensaba yo…También y  no hace mucho, al hilo de una conversación sobre el escándalo de los ERE y cursos de formación de Andalucía, otro indiscutible votante socialista me manifestaba su posición  sobre la imputación de Chávez y Griñán, con conmovedora naturalidad y en términos generalistas  decía; “si  se lo han llevado se lo han ganado, porque los cursos han ido a los trabajadores, igual que  los ERE”

El votante del PP es otra cosa, tiene un punto de justiciero. A las pocas horas de ser elegido Mariano Rajoy Presidente del Gobierno ya se oían, desde sus propias filas,  las primeras voces sobre su falta de empatía, los visibles signos de deglución infantil o las carencias comunicativas de su imagen, como si un Presidente de Gobierno tuviera que ser monologuista. Esto ya pasó con José María Aznar, quiero recordar.

Mariano Rajoy tendrá muchos defectos, pero indiscutiblemente habrá que reconocerle que ha sabido sacar a España de una de las crisis económicas más graves que se recuerdan. Quizá con la perspectiva histórica que le den el paso de los años, sus votantes sabrán comprender que la mejor manera de comunicar que tiene un Presidente de Gobierno son los datos de la economía, el paro, las empresas y un sinfín de factores más que son los que hacen que progrese un país y se sitúe internacionalmente al nivel que merece España.

Yo, al votante del Partido Popular le pediría reflexión y un poco más de lealtad, porque cuatro, ocho o doce años, se hacen muy largos

El bochorno

Leo un comentario a mi anterior entrada de blog “El robo de la rosa” y dice José:

La cosa es más compleja y menos idílica, y sobretodo, como se ha visto en Madrid, menos progresista -más ignorante y selvática- y desinteresada. Con poca rosa, vamos, y más bien dogmática y corrosiva”

Efectivamente la cuestión es mucho más compleja, más retorcida y mucho más bochornosa. El espectáculo de las tomas de posesión en los Ayuntamientos, los pactos que han llevado a su constitución y el discurso torticero justificativo de las alianzas ha sido, como menos, lamentable.

Las imágenes dicen mucho más de lo que a veces se quiere expresar. Para muestra un botón. La fotografía de los nuevos ediles saliendo del Ayuntamiento de Zaragoza, bailando en chirigota, con sus bandas de concejal atadas a modo de cachirulo, no tiene comentario alguno, sino una única palabra. Bochorno.

El robo de la rosa

En plena crisis económica y social del gobierno de Rodriguez Zapatero, en el año 2011, las plazas y calles de muchas ciudades son tomadas por una marea de jóvenes, afectados por la crisis, parados, estudiantes muchos de ellos y, sobre todo, gente variopinta que, de manera espontánea, toman la plaza de Sol en Madrid, en primer lugar, y luego se va extendiendo al resto del país.

Decía la prensa que “alentados por sus profesores se comienzan a reunir para tomar nota de sus propuestas” e inician un proceso asambleario que se convertiría, con un proyecto ya mucho más maduro, en lo que hoy es PODEMOS. Es ahí, en esa plaza de Sol, donde según los medios de comunicación decían: “entre esa jovial alegría, esa pacífica  exposición de los problemas”, donde al PSOE le roban la rosa.

Si el PSOE tradicionalmente aunaba el sentir del mensaje fresco y luchador de las aspiraciones de los jóvenes y trabajadores,  es en ese momento cuando su rosa cambia de mano. Un gobierno desbordado por la ineficacia de las medidas económicas se ve abocado a convocar elecciones generales y, el PSOE una vez perdidas éstas,  cambia de líder pretendiendo renovar la imagen y el discurso para olvidar una etapa de despropósitos  tanto en lo económico como en lo social.

Pero el problema ya no es el cambio de líder en el PSOE, el problema es que ya no esgrime su rosa en su puño férreo, ahora le han robado el discurso y la ideología progresista. El nuevo PSOE, con Pedro Sánchez a la cabeza, inicia una etapa desnortada cuya única obsesión es arrebatar el poder la Partido Popular, y comienza a realizar órbitas caóticas en torno a sí mismo, sin discurso, sin rosa, sin ideología. Vacío de identidad, permite que su cuerpo lo habiten otros, convirtiéndose en una especie de caballo de Troya que ha permitido que arriben a las instituciones  “otros”.

Decía Alfonso Guerra en su “Diccionario de la Izquierda” que el puño y la rosa “representan la unión de la fuerza del puño -del trabajo- de los trabajadores con la sensibilidad de la rosa – la cultura, el pensamiento, la belleza”; pues bien, Pedro Sánchez, habitado por otros, se ha dejado robar todo aquello que suponía un orgullo para su partido, y aquel slogan bello ha sido sustituido por el mensaje interesado,  tosco y populista que lo único que desea es satisfacer su vanidad. Proyecto de país: CERO 

Paso a paso

¿Qué es el populismo?

El populismo no es ninguna doctrina. El populismo utiliza a las clases más desfavorecidas dándoles mensajes de esperanza para obtener el poder.

Se manifiesta con  una animadversión ideológica frente a un gobierno u orden establecido, con una cierta tendencia a constituirse en partido único.

El sistema de Partido único es aquel  que no permite la existencia de otros partidos por lo que la democracia tal y como la entendemos es imposible de practicar

Politóloga comentando política

Llevo muchos días queriendo comenzar este blog. Desde que aparecieron los primeros indicios de los nuevos partidos emergentes, liderados por politólogos  profesores de facultades de Ciencia política, he querido comenzar  esta aventura. Ser politólogo no es otra cosa que ser un analista de las fuerzas de poder que se dan en una sociedad, la práctica política  o el seguimiento de las políticas públicas.

Con la aparición de PODEMOS, entiendo que  hay una confusión sobre los términos de nuestra profesión, pues los integrantes de este partido, en su gran mayoría profesores politólogos, suelen trasladar el sentir de que  la política,  tal y como la entienden ellos, es la única y válida solución de los problemas de nuestro país